La NDC mágica de Brasil: cómo aumentar la ambición sin disminuir las emisiones (ECO 2/COP26)

ECO siguió con curiosidad matemática el anuncio de Brasil sobre su nueva NDC ayer. Allí encontramos un asombroso ejercicio de cálculo numérico que podría hacer que el ministro brasileño de medio ambiente gane una Medalla Fields, un Premio Nobel o, más probablemente, un Fósil del Día. El gobierno brasileño ha descubierto una manera de aumentar la ambición sin reducir un solo gramo de dióxido de carbono.

La receta para tal tour de force aritmético implica, en primer lugar, actualizar la primera NDC en 2020 con un aumento deliberado de 700 millones de toneladas de CO2e a las emisiones en el año base de 2005. Luego, mantener el mismo recorte porcentual ya aplicado como un objetivo indicativo en 2015: 43% para 2030. Esto otorgará 400 megatoneladas adicionales para emitir libremente en la atmósfera mientras de alguna manera se sigue afirmando que se cumple el objetivo, lo que convierte a la NDC en un engaño total. Eso resultará en ser demandado por violar el Acuerdo de París (este molesto papel que dice que las NDC solo pueden moverse en una dirección, hacia adelante) y ser señalado por el ONU Ambiente como el único país del G20 que realmente disminuye la ambición en su actualización de NDC.

¡Pero no se preocupen! Aquí viene la parte interesante: en Glasgow, ante los ojos del mundo, las emisiones del año de referencia se actualizarán nuevamente, por lo que en 2005 siguen siendo 400 millones de toneladas más altas que la proyección original de la NDC, y el porcentaje de reducción se incrementará hasta un 50% más (¿a quién no le gustan los números redondos?). Eso termina con exactamente la misma cantidad de emisiones en 2030 que en el compromiso de 2015, y sin embargo, John Kerry y Alok Sharma, quienes promocionarán este “greenwashing” como una “reducción significativa de GEI”, darán una palmada en la espalda a Brasil.

Tal vez inspirado por el aire de las Islas Británicas, Brasil parece haber seguido el consejo de la Reina Roja de Lewis Carroll: «Se necesita todo lo que puedas para correr para mantenerte en el mismo lugar». ECO insta a otros países, por el bien de nuestro planeta, a no emular al gigante Latinoamericano y nunca, nunca, usar las matemáticas de los brasileños para actualizar sus propias NDC.

 

Post a comment