Sin ambición climática la NDC de México

Anaid Velasco, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA)

El pasado diciembre México presentó la actualización de su Contribución Nacionalmente Determinada (NDC por sus siglas en inglés) en el marco del cumplimiento de sus obligaciones conforme lo mandatado en el Acuerdo de París.   Dicha actualización, lejos está de satisfacer las expectativas y las necesidades que la emergencia climática demanda, tanto a nivel nacional como en el contexto internacional, pues México no anunció nuevas metas o metas más ambiciosas en el sector de mitigación, y solo repitió las metas que estableció en la NDC que presentara hace 5 años. 

Es decir, México sólo se comprometió a reducir el 22% de emisiones de  gases de efecto invernadero (GEI) y 51% de carbono negro al año 203 respecto a la línea base construida en un escenario tendencial estimado para el 2013, en un contexto de business as usual.

Lo anterior deja en duda la responsabilidad que México tiene ante sus habitantes y la comunidad internacional pues cabe recordar al respecto que México se sitúa entre los 15 países que más emisiones  genera en el mundo -lugar 12- y que, dada su situación geográfica y sus condiciones socioeconómicas es también un país vulnerable; basta mencionar que el norte y centro del país se encuentran bajo estrés hídrico lo cual se profundizará mientras que el sur del país se ha caracterizado por tormentas y huracanes de mayor impacto cada vez. 

Así pues, el componente de mitigación de la NDC de México no cumple con la ambición climática que en su momento mostró el país al ser uno de los Estados miembro más proactivos dentro de las negociaciones internacionales climáticas, sus metas adolecen de la progresividad que estipula el texto del Acuerdo de París y con ello, pone en riesgo el cumplimiento de los derechos humanos de generaciones presentes y futuras al no generar las condiciones sociales, económicas y ambientales que contribuyan a una vida digna y saludable.

Post a comment